Coag

Trabajar junto a los agricultores y ganaderos nos ha permitido adentrarnos en el campo y sentirlo nuestro. Así nació la campaña #SomosNuestraTierra

Estamos orgullos de ayudar a difundir un mensaje necesario: sin futuro en la agricultura, no habrá futuro para nadie


El futuro nace del pasado, y en la medida que lo comprendamos, avanzaremos en la preservación de nuestras tierras. En España, tan solo el 5% de los agricultores son menores de 35 años, y apenas el 10% de la superficie agreste está en sus manos. El rejuvenecimiento de la actividad agraria es uno de los principales objetivos de la política agraria europea y española, pero sobre todo, es el compromiso de todos nosotros con nuestros campos y nuestros ganados para trabajar por la biodiversidad.

Así es como hemos entendido, desde el primer momento y hasta el último, el proyecto de COAG y la comunicación de sus valores.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos llegó hasta Lobo con un propósito muy concreto: quería impulsar el relevo generacional en el campo español y mejorar la imagen que existe del medio rural. Para ello necesitaba la conceptualización, ese #storytelling que acercara al público a la idea: sin un futuro en la agricultura, no habrá un futuro para nadie. Se trata de una verdad irrenunciable, y aunque nosotros entendíamos la importancia del mensaje, no imaginábamos cómo de esencial era.

Desde entonces, hemos recorrido un camino muy bonito al lado de COAG. Hemos tenido la oportunidad de aprender y de apreciar. Nos hemos adentrado en el campo, entre los rebaños, y hemos salido sintiendo que es nuestro patrimonio.

Un leitmotiv para entender lo nuestro

“Somos nuestra tierra” es el lema sobre el que decidimos apoyar la campaña de los Agricultores y Ganaderos, precisamente porque es la lección que nosotros hemos aprendido. Admiramos a esos cientos de jóvenes que, cada día, se enfrentan a los prejuicios de la sociedad por quedarse en el medio rural. Los mismos que, además, encaran el trabajo en el campo con un enfoque renovado, basado en la formación, la innovación, la sostenibilidad y la viabilidad. Todos ellos reciben un legado de las generaciones anteriores y se comprometen con la preservación para que el mañana sea todavía mejor.


La Coordinadora presentó la campaña en Madrid, en el mes de enero. Para ello recibió el respaldo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, que no solo cedió las instalaciones para el el acto, sino que refrendó la importancia de fomentar el empleo joven en el medio rural, anunciando la puesta en marcha de dos tipos de acciones. Por un lado, encuentros en el medio rural con casos de éxito y, por otro, acciones en los sitios más modernos de las grandes ciudades para actualizar la imagen del sector.

Otro de los aspectos que se trataron fue el de la incorporación de la mujer al campo, que junto al relevo generacional, se erige como el auténtico reto. 

Grabemos, hablemos, contemos

Además de gestar el relato, Lobo también se ha encargado de la realización del spot sobre el que se sustenta la la campaña de COAG. Un vídeo de rostros, de personas, de historias. Un vídeo donde los jóvenes hablan de por qué les gusta ser agricultores, de “encontrarse con sus raíces”, de “vivir en el pueblo”, de seguir practicando la labor “que han interiorizado desde pequeños”. Tienen tanto que decir que no se entiende la ausencia de altavoces, y por eso hemos querido amplificar su mensaje todo lo posible.

Queremos seguir grabando con estos profesionales. Escuchar, abrir debate, establecer diálogos, tender canales. Este motivo también nos ha llevado a plantear una serie de conversaciones, como la que tuvo lugar entre el viticultor valenciano Javier García y la cocinera Vicky Sevilla, del restaurante Arrels (Sagunto). Ambos en busca de los puntos en común entre buena agricultura y buena mesa; porque el campo está presente en todas partes; porque sin producto de proximidad, no se entiende la gastronomía.

Y queda más, mucho más. Una infinidad de prismas para una realidad latente. 

Lobo seguirá difundiendo el mensaje a través de su Magazine, insertado en una web que más que una plataforma, resulta una apuesta de futuro. Allí se entrevista a los agricultores jóvenes, se les informa sobre posible ayudas, sobre los cultivos más agradecidos, sobre la transformación en el campo. Se reflexiona sobre las claves para avanzar hacia un empleo agrario de calidad. Dentro de la misma página también hay recursos documentales y un servicio de consultas para atenderles. Porque ya son muchos, y ojalá más.

En la próxima década, 6 de cada 10 agricultores entrarán en edad de jubilación. Ha llegado el momento de hacer algo. Y queremos formar parte.

Somos nuestra tierra, y nuestros campos...

Contamos historias

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete